Ganador Concurso Julio – Agosto


El naufragio de (en) Iris, por Noah Calhoun


Este ha sido el relato ganador del Concurso de Microrrelatos de los meses de julio y agosto. Enhorabuena al autor y muchas gracias a todos los que nos seguís, bien escribiendo, bien votando o bien leyendo los relatos de nuestros autores.

Comenzamos septiembre con muchas ganas y con la firme intención de cumplir los plazos dados para el Concurso. En una próxima entrada especificaremos dichos plazos, aunque en las Bases del Concurso ya están actualizadas.

Os dejo los resultados de ambas votaciones (la privada y la pública) y el relato ganador, junto a la imagen.

¡Muchas gracias y hasta pronto!

RELATO GANADOR:

El naufragio de (en) Iris

Barca

-Abuela, cuéntame una historia para dormir.

-Érase una vez una hermosa joven de cabellos dorados que emprendió una travesía hacia lo desconocido a bordo de su pequeño bote de madera. De pronto, la derribó una terrible y negra tormenta, justo delante de ella. La fuerte marejada la lanzó con furia a la orilla de una playa arrinconada. Lejos de lamentarse, soltó una risotada cargada de satisfacción. Sentía la tierra en sus pies, aunque creyó rozar el cielo. Finalmente se decantó por ese verde paraíso que tanto la cautivó. Contempló la barca por última vez mientras descendía. Y tras unos decididos pasos se sumergió sin billete de regreso.

-¡Esa es tu historia, tu primer cruce de miradas con el abuelo! 

-Me has calado, querido nieto. Es mi preferida.

<<Ya lo decía aquel cantante italiano: “había islas verdes en sus ojos”>>, pensó la anciana, con las pupilas vidriosas y una enorme sonrisa al recordarlo.

Seudónimo: Noah Calhoun


RESULTADO VOTACIÓN PRIVADA:

Resultado Votaciones Privadas Julio-agosto


RESULTADO VOTACIÓN PÚBLICA:

Votación Relatos Julio

¡Buenos días desde un lugar llamado vacaciones!

Quizá muchos pensabais que la edición del mes de julio también se había marchado de vacaciones, pero nada más lejos de la realidad. Lo único que ha ocurrido es que un servidor no ha tenido tiempo material (literalmente) de publicar los relatos de este mes, que por otro lado, sólo han sido seis. Una vez más, apelo a vuestra indulgencia para que no toméis en cuenta este “ínfimo retraso”.

Eso sí, debido a las fechas en las que nos encontramos y a que muchos os marcharéis de vacaciones y quizá tampoco tengáis tiempo ni ganas de escribir, he preferido no hacer el Concurso en el mes de agosto. Intentaré a partir de septiembre retomar las buenas costumbres de cumplir con los plazos asignados, tanto de publicación de relatos, como de votaciones, para no marear mucho a los que, a pesar de todo, os seguís asomando por aquí a noveleriar.

A continuación pongo la imagen, los enlaces a los relatos y la votación pública. Recuerdo que todos aquellos que lo deseen, incluidos los participantes, pueden votar. A su vez, los participantes de este mes han de enviar sus votos (5, 3 y 1 voto) al mail:noveleriandoblog@gmail.com, antes del lunes, 31 de agosto, a medianoche.

Gracias y ¡feliz lectura a todos!

IMAGEN GANADORA:

Barca

Barca

RELATOS PARTICIPANTES:

VOTACIÓN PÚBLICA:

El naufragio de (en) Iris

-Abuela, cuéntame una historia para dormir.

-Érase una vez una hermosa joven de cabellos dorados que emprendió una travesía hacia lo desconocido a bordo de su pequeño bote de madera. De pronto, la derribó una terrible y negra tormenta, justo delante de ella. La fuerte marejada la lanzó con furia a la orilla de una playa arrinconada. Lejos de lamentarse, soltó una risotada cargada de satisfacción. Sentía la tierra en sus pies, aunque creyó rozar el cielo. Finalmente se decantó por ese verde paraíso que tanto la cautivó. Contempló la barca por última vez mientras descendía. Y tras unos decididos pasos se sumergió sin billete de regreso.

-¡Esa es tu historia, tu primer cruce de miradas con el abuelo! 

-Me has calado, querido nieto. Es mi preferida.

<<Ya lo decía aquel cantante italiano: “había islas verdes en sus ojos”>>, pensó la anciana, con las pupilas vidriosas y una enorme sonrisa al recordarlo.

Seudónimo: Noah Calhoun

Destino a todas partes

– ¿Dónde vas chiquilla? – me preguntó el marinero.

– No voy a ningún lado y voy a todos sitios, señor.

Mi barca, aquella que tantos instantes de placer nos dio ya no tenía fondo. ¡Ya no podría volver a surcar los mares como cuando era niña e iba con mi padre a ver las fosas marinas!

– ¿Y ese libro que llevas, niña? – me preguntó de nuevo el marinero.

– Mi destino, señor. – Y me senté en mi barca para ver cambiar el mundo desde la orilla de la playa.

Pseudónimo: mercesori

Vivirá eternamente

¡Cuánto cuesta dejar ir lo que más se ama! Cuántas veces me arrepentí por dejarte ir, pensando así que era lo mejor para ti.. no me di cuenta que al dejarte ir, junto a ti se iban mi corazón, mi vida, mi ser…

Gracias por todo aquello que tuviste para mí, por las risas, los juegos, por creer en mí y hacerme sentir que era y soy valiosa. Gracias por todos los hermosos momentos a tu lado, que vivirán eternamente al igual que tu presencia en mi corazón. Tu partida de este mundo deja mi alma hecha pedazos, pero con la firme esperanza que volveré a verte un día. Eres el mejor amigo que pude tener, yo le pedía a mi Dios que mandara un ángel que cuidara de mí, en esa época que creí morir, pero Él mandó un sol, que brillará eternamente en mi corazón…

Seudónimo: Hiram

Perdí el rumbo

Dicen que al andar se hace camino, pero he comprobado que no es cierto. No importa si vas por mar, tierra o aire que al final tienes que corregir el rumbo. Bien curioso es ver cómo desaparecen nuestras huellas en la arena de la playa cuando las olas arrastran consigo nuestra presencia, borrando el paso de nuestra existencia. Cuán diferente resulta cuando son piedras sobre las que nuestros pies reposan. En fin, aquí estoy dándole vueltas a la cabeza a minucias para evitar lo que realmente importa. Sí o no, como siempre toda cuestión converge en decidir un lado o su opuesto. Aplazar unos minutos más lo irremediable no me reporta ninguna ganancia, aunque sí la satisfacción de hacerme esperar.

Vaya, se clavan las piedras en mi carne, llevo demasiado rato en la misma posición. Es hora de actuar y no tengo ya duda alguna.

Seudónimo: Nàriël Aerlïnniel

Ella

Ella me lleva a lugares tranquilos. Lugares donde el silencio y la paz campan a su antojo, sin miedo a que nadie los moleste.

Ella me ayuda a encontrar aquello que hace tiempo perdí, aunque son más las ocasiones que me ayuda a dejar atrás aquellas cosas que ya jamás necesitaré.

Ella me enseña el camino, con surcos en el mar y huellas en la arena.

Ella jamás me abandona, pues es ella la que siempre me busca.

Ella me sirve de faro cuando estoy perdido, cuando el mundo se abalanza sobre mí e intenta tragarme con su negra hondura.

Ella, que me esconde de la gente con la que no deseo perder mi tiempo y me ayuda a valorar a aquellos con los que estoy deseando perderlo.

Ella, que navega en los océanos de mi tiempo, sin necesidad de velas ni remos.

Ella, mi pequeña barca llamada soledad.

Seudónimo: José Luís Perales

Imagen Ganadora Julio

Barca

 

Aquí tenéis la imagen ganadora del mes de julio.

Os recuerdo las normas del Concurso y los plazos de entrega de los microrrelatos.

A partir de hoy, y hasta el viernes 31 de julio, a medianoche, podéis enviar vuestros microrrelatos al mail: noveleriandoblog@gmail.com.

Lo único que debéis tener en cuenta si queréis participar en el Concurso de Microrrelatos es que los textos han de estar inspirados en la imagen de este mes, no han de sobrepasar las 150 palabras y se ha de añadir al texto el título y un seudónimo (si queréis más información, aquí la podéis encontrar, en las Bases del Concurso)

Os dejo también el resultado de las votaciones.

Captura de pantalla 2015-07-20 a la(s) 20.36.35

 

Votación Imagen Julio

¡Buenas tardes!

Y recalco lo de tardes porque hay costumbres que se adhieren a ti y te cogen tal cariño que ya jamás podrás desprenderte de ellas. Y una de esas es mi impuntualidad. Aunque la vuestra es que sigáis perdonándomela, y me temo que las dos se retroalimentan. Dicho lo cual, aquí os propongo las imágenes de entra las cuales saldrá la que inspirará vuestras historias en el mes que nos ocupa, julio para los despistados.

Os recuerdo el plazo para votar la imagen, tan cambiante que os trae de cabeza cada mes. Momento adecuado para daros las gracias de nuevo por seguir colaborando con Noveleriando de las maneras en que lo hacéis. No deja de sorprenderme vuestra fidelidad al Concurso, lo único que me anima a seguir adelante mes tras mes, a pesar de los fallos del servidor, del poco tiempo del que dispongo y de mis pocos conocimientos de WordPress y alojamiento de dominios.

Buf, menudo tostón. Va, el plazo para votar las imágenes concluye el próximo domingo 19 de julio a medianoche. A esa hora se sabrá la imagen ganadora y, al publicarla, pondré el plazo de entrega de vuestros Microrrelatos y las Bases del Concurso.

¡Muchos saludos y felices letras!

 

Un antes y un después

Han pasado muchos meses juntas, pero no se han visto aún. Ella sabe que es su primera amiga, también su mejor amiga, aunque no puede decírselo. Su rostro amoratado y sus labios perfilados la delatan: ha sufrido mucho. Ella estaba en su rincón, durmiendo acurrucada, y una fuerza empujante ha roto su reloj en el que ha estado incubada. Muchos la miran, sí, hablan entre ellos. Para ella todo es nuevo, no descansa ni un momento la mirada. Sólo sabe que tiene frío y sueño.

Se acerca  su mejor amiga y  la abraza llevándosela al pecho, pero no atina al momento. Piensa en los momentos vividos dónde su voz le susurraba canciones, dónde unas palmaditas y caricias las unían. Su mamá la nombraba niña porque aún no tenía un nombre, y la pequeña dormía en su caja roja.

Pseudónimo: Viento